Proceso de Calificación PDF Imprimir E-mail

BWR espera que cada emisor, o sus agentes, que haya aceptado participar en el proceso de calificación, le proporcione a BWR en forma oportuna toda la información pertinente para evaluar las calificaciones del emisor o de los instrumentos pertinentes, incluido y, sin limitarse a, todos los cambios sustanciales en cualquier información provista anteriormente, los sucesos significativos posibles y la condición financiera general del emisor, que pudiera hacer necesario que se le entregue información no pública a BWR.

BWR espera que toda esta información esté al día, correcta y completa en todos los aspectos.

BWR espera que los emisores respondan a estas preguntas lo más rápidamente posible y que expliquen las razones de cualquier atraso.

Durante el período en que el emisor esté examinando el comentario o informe que será publicado por BWR, BWR espera que este emisor no disemine el comentario o informe antes de que BWR lo publique o se aproveche de cualquier forma de un retraso en su publicación.

Si un emisor opta por dejar de cooperar con BWR en cualquier momento durante el proceso de calificación, BWR se reserva el derecho de seguir calificando al emisor o a los títulos emitidos por el emisor, basándose en la información que éste o su agente le haya entregado previamente a BWR, así como otra información pública y no pública disponible a BWR.

BWR espera que los emisores y estructuradores de finanzas estructuradas, así como los originadores de productos de finanzas estructuradas, divulgarán en forma pública toda la información relevante relacionada con estos productos para que los inversionistas y otras agencias calificadoras puedan realizar su propio análisis independientemente de la(s) agencia(s) calificadoras a las cuales los emisores y/o originadores le hayan solicitado la calificación o en cuyo beneficio se haya hecho la calificación.

Calidad del Proceso de Calificación

Las calificaciones son las opiniones que tiene BWR sobre la calidad crediticia futura, y por lo tanto no garantizan el desempeño futuro de una entidad o un instrumento calificado. Más bien deberán evaluarse las calificaciones en términos de si se han asignado de acuerdo con las metodologías de BWR y las políticas y los procedimientos establecidos.

BWR deberá usar metodologías y criterios que sean rigurosos y sistemáticos y que, en lo posible, conduzcan a una calificación que puede ser sometida a algún tipo de validación objetiva basada en la experiencia histórica.

El análisis de calificación y las acciones calificadoras deberán estar basadas en los criterios y las metodologías establecidas por BWR. Los analistas deberán aplicar un criterio o una metodología determinada de manera consistente, en la forma establecida por BWR.

Las calificaciones deberán ser asignadas por un Comité de Calificación de BankWatch Ratings y no por un analista individual empleado por BWR; las calificaciones deberán reflejar toda la información disponible, y considerada importante por el comité de calificación pertinente, y que por lo general son consistentes con los criterios y las metodologías establecidas por BWR; BWR deberá usar personas que en forma individual o colectiva (especialmente cuando se trate de comités) tengan el conocimiento y la experiencia apropiada en el desarrollo de una opinión de calificación para el tipo de calificación que se esté considerando. BWR no deberá tener ninguna obligación de verificar o auditar la información entregada por una fuente o de conducir una investigación o revisión, o de tomar cualquier otro curso de acción, para obtener cualquier otra información que el emisor no le haya entregado antes a BWR.

BWR deberá mantener registros internos para respaldar sus calificaciones Globales de Instituciones Financieras por lo menos con seis años de antigüedad y un año posterior a la cancelación de Emisiones en el Mercado de Valores, de acuerdo con la Política de Mantenimiento y Registro de Archivos.

BWR y sus analistas deberán tomar medidas para evitar la publicación de un análisis de crédito o informe que se sepa contiene tergiversaciones o que se pueda malinterpretar en términos de la calidad crediticia general de un emisor o título.

BWR se cerciorará de que tenga y pueda dedicar suficientes recursos para llevar a cabo evaluaciones crediticias de alta calidad para todas las obligaciones y emisores que califica. Cuando se tome la decisión de calificar o seguir calificando una obligación o un emisor, BWR deberá evaluar si es capaz de dedicar suficiente personal con las destrezas necesarias para tomar una acción calificadora apropiada, y si su personal tendrá acceso a suficiente información para tomar tal acción. BWR deberá adoptar medidas razonables para que la calidad de la información que usa en la asignación de calificaciones es suficiente para respaldar una calificación creíble. Si la calificación involucra un producto financiero estructurado para el cual existen pocos datos históricos (tal como un vehículo financiero innovador), BWR deberá publicar en forma clara y en un lugar visible dichas limitaciones.

BWR establecerá un cuerpo de evaluación formado por uno o más gerentes senior que tiene la experiencia necesaria para evaluar la posibilidad de calificar un tipo de estructura marcadamente diferente a las estructuras que BWR ha calificado anteriormente.

BWR establecerá e implementará un cuerpo de evaluación riguroso y formal que se responsabilizará de revisar en forma periódica las metodologías y los modelos, así como los cambios importantes en las metodologías y modelos que usa. Cuando sea factible y adecuado para el tamaño y el alcance de sus servicios de calificación, este cuerpo deberá constituir una entidad separada de las líneas de negocio que se responsabilizan principalmente por la calificación de las diferentes clases de títulos y emisores.

BWR determinará si las metodologías y modelos actuales usados en el proceso de calificación de productos estructurados siguen siendo apropiados después de que haya determinado que las características de riesgo de los activos subyacentes han cambiado en forma sustancial. BWR deberá evitar la asignación de una calificación cuando se trata de un producto estructurado nuevo y complejo, a no ser que BWR haya determinado que tiene suficiente información y experiencia para analizar este producto.

BWR deberá estructurar sus equipos de calificación de tal manera que promuevan continuidad y eviten parcialidad en el proceso de calificación.