Seguros PDF Imprimir E-mail

Considerando la naturaleza de sus operaciones, en la mayoría de las jurisdicciones las aseguradoras se encuentran reguladas y, generalmente, expuestas a varios riesgos, principalmente el riesgo del producto (incluyendo varios factores tales como el riesgo de que los siniestros sean más frecuentes o severos a lo anticipado); el riesgo de reserva (cuando las reservas destinadas para cubrir los futuros siniestros son inadecuadas) y el riesgo de activos (en caso de que caigan las valoraciones de activos, dejando al asegurador con recursos inadecuados para pagar los siniestros). Otros riesgos que pueden ser importantes en algunos casos incluyen el riesgo de liquidez y gastos.

Los principales factores que BankWatch Ratings utiliza para el análisis son los siguientes:

  • Perfil de la Industria y entorno operacional
  • Perfil de la compañía y administración de riesgo
  • Perfil financiero
  • Estrategia de administración y gobierno corporativo
  • Propiedad, apoyo y características propias del grupo asegurador

A diferencia de las calificaciones a entidades no financieras, dentro de la industria de los seguros la fortaleza financiera de la aseguradora que ofrece una póliza se encuentra intrínsecamente vinculada al valor de la póliza. Dicho de manera más sencilla, la promesa para pagar siniestros o beneficios por parte de una compañía de seguros muy sólida se puede considerar como más valiosa que la promesa proveniente de una firma más débil, siendo que es posible que algunos tenedores de pólizas estimen que existen niveles de fortaleza financiera que consideren adecuados. Una de las implicaciones derivadas de esto es que una ligera debilidad de la fortaleza financiera puede en algunos casos tener un efecto magnificado, debido a la pérdida de nuevos negocios o a la presencia de gatillos de calificación explícitos o implícitos. Dadas las características de la industria de seguros, la severidad de la transición entre calificaciones puede ser más pronunciada para las aseguradoras de lo que sería en el caso de las empresas no financieras, en especial cuando se bajan las calificaciones en momentos donde el mercado está particularmente sensible.

Si bien las instituciones financieras, tales como los bancos, comparten algunas características similares con las aseguradoras, en especial la posible vulnerabilidad a la pérdida súbita de confianza, la volatilidad de las calificaciones asignadas a instituciones financieras se ve moderada hasta cierto punto por una expectativa de apoyo gubernamental. Considerando la menor importancia sistémica de las compañías de seguros, por lo general BankWatch Ratings no asume que recibirán apoyo gubernamental. Dicho esto, en casos específicos, una expectativa de apoyo gubernamental o continuidad de apoyo gubernamental puede proveer sustento a las calificaciones.

El ‘Riesgo de Evento’ es una limitación definida como un evento imprevisto que no se incluye en las calificaciones existentes hasta que el evento se conoce. Los riesgos de evento incluyen la decisión de la gerencia de adquirir otra compañía de manera inesperada; efectuar una considerable recompra de acciones, o que una falla operacional lleve a pérdidas inesperadas. Es posible que algunas calificaciones ya incluyan un supuesto razonable de que la estrategia gerencial tiende a favorecer las adquisiciones, aprovechar la flexibilidad financiera existente o tener una infraestructura operacional débil. Sin embargo, los aspectos específicos de un evento determinado y su efecto sobre el financiamiento, capital y liquidez no se conocerán hasta que el evento se haya anunciado o consumado, momento en el cuál se pueden determinar las calificaciones.

Cobertura

En Ecuador, BankWatch Ratings califica cerca de 5 compañías de seguro.